Ventajas competitivas

  • Es el balastro con las pérdidas más bajas del mercado, reduciendo el 25% actual de un electromagnético a solo un 8%.
  • Este menor consumo está reconocido y certificado por CFE, LyFC, PAESE y FIDE, por lo cual el ahorro se reconoce inmediatamente en la facturación mensual.
  • Tiene el rango de operación más amplio del mercado (de 180V a 270V), sin afectar la potencia de salida de la lámpara.
  • Su ciclo de trabajo está limitado a un tiempo fijo, lo cual evita que permanezca encendido en caso de falla en la fotocelda. Si existe un daño en la lámpara, el sistema se limita a 10 intentos de ignición por ciclo, dando mayor vida al balastro.
  • Los balastros trabajan en alta frecuencia con el fin de controlar el flujo luminoso de la lámpara sin afectar su operación. El ciclo de atenuación puede programarse en fábrica de acuerdo al requerimiento de cada usuario.
  • Las lámparas tienen 33% más de vida promedio (32,000 vs 24,000 hrs), así como de un 20% a 30% más flujo luminoso medio, tiene mayor mantenimiento de flujo luminoso a lo largo de su vida útil (90% vs 70%) y mayor resistencia a la vibración debido a su construcción más robusta y con menos puntos de soldadura.